El castillo del principe elector

Boppard ofrece con el castillo del príncipe elector un baluarte medieval en la orilla del Rin.
Con la inmensa torre, se transmite la pretensión de poder del constructor, Erzbischof Balduin de Trier. Desde el final de su construcción, en el 1335, el edificio ha cumplido más de un objetivo: proteger el territorio, mostrar a los habitantes la presencia del señor de las tierras y
además llenar las arcas del príncipe con el dinero recaudado como
aduana del Rin. Ya en el año 1265 el rey Ricardo de Cornwall mandó construir en 
Boppard una torre para asegurar el poder de la corona alemana frente a Alfonso de Castilla. Esto lo prueban las últimas investigaciones que se han realizado en la construcción histórica a raíz de la actual restauración. Durante los últimos siglos, el castillo sufrió destrucciones, reconstrucciones, remodelaciones y ampliaciones. Se usó para alojar la aduana, la guardia civil, la policía, además del juzgado muncipal y la carcel, y también como espacio habitable. Desde hace casi 100 años es también el museo de la ciudad con las obras expuestas del famoso Thonet. El castillo del príncipe elector, dentro del marco del programa Patrimonio de Alemania, está siendo restaurado y saneado totalmente por un importe de 8,7 mill. de €. Durante las obras (2009-2014) tanto el castillo como el museo, estarán cerrados al público.

Castillo del principe elector

Facebook
Instagram
Anreise planen
Stadtplan
Service
Tiempo