Viticultura

Tiempo para disfrutar


In vino veritas. En el vino está la verdad…, pero también la sofisticacióny los
aromas, especialmente cuando el vino tiene la denominación de origen alemana
Bopparder Hamm. En estas tierras se cultivan algunos de los mejores
vinos de la región vinícola del Medio Rin, tan apreciados por los habitantes
como por los visitantes de Boppard.

La viticultura es inseparable de la región del Rin medio; pero en ningún otro lugar se extienden tan majestuosamente ante los ojos del espectador los viñedos de esta pequeña aunque excelente denominación de origen como ante las puertas de Boppard, en el Bopparder Hamm.


Los viñedos del Bopparder Hamm, que dominan el meandro ancho del Rin, dieron lugar a la fama de Boppard de ser la cuna de excelentes viñedos. Los plantíos orientados
al sur disfrutan del ángulo perfecto de inclinación respecto al sol y aprovechando la superficie
del agua del río como acumulador de calor quedan bien protegidos tanto del oeste como del
este, lo que contribuye a mejorar aún más su microclima. Es decir cuentan con las condiciones ideales para el cultivo de excelentes vinos. Con sus cerca de 75 hectáreas, el Bopparder Hamm es además la extensión continua más grande de viñedos de la región del Rin medio.

Bopparder Hamm

Lo viñedos se encuentran distribuidos en excelentes zonas de cultivo: Elfenlay, Fässerlay, Weingrube, Mandelstein, Feuerlay, Ohlenberg y Engelstein. La absoluta estrella
entre los vinos locales es el Riesling, que en estos viñedos alcanza un carácter muy propio gracias a las profundas capas de roca de aluvión de pizarra y esquisto. Los típicos aromas a manzana, a menta y a diversas especias del Riesling de Boppard le dan una inconfundible nota a este vino y regalan maravillosas experiencias de sabor al amante de los vinos. Sin el saber hacer y la pasión por el buen vino de los viticultores, ni los mejores emplazamientos darían
una buena gota. Las labores en los viñedos del Bopparder Hamm siguen llevando la impronta
del trabajo manual y se llevan a cabo casi exclusivamente en sus difíciles cuestas. Quien
pase por Boppard a lo largo del año, siempre podrá observar a los viticultores trabajando en la poda, el atado de los sarmientos o el cuidado de la uva. Los paseos y excursiones por el Bopparder Hamm llevan directamente a la cuna de la uva. Un evento especialmente
remarcable en el marco de las excursiones de carácter culinario-enológico a los viñedos
es siempre la “Primavera del vino del Rin Medio” que se celebra a finales de abril. En torno a una docena de empresas vinícolas de Boppard ofrecen acompañados de deliciosos aperitivos una inolvidable forma de experimentar la sensualidad de Renania y sus vinos.
Por su parte la “cata del vino de Boppard” se convierte en agosto en un “Eldorado” en el que se
puede disfrutar de más de cien vinos y espumosos en el patio interior histórico del castillo de
Boppard. Este evento se celebra ya muy cerca de la mayor de las fiestas del vino de Boppard: la
fiesta anual de la Vendimia que se celebra a finales de septiembre y principios de octubre. Pero a lo largo del año son las acogedoras tabernas enológicas, las amables fiestas locales y naturalmente la multitud de catas de vinos que se celebran en los propios viñedos
las que van conformado el aromático calendario vitivinícola que encanta tanto a los visitantes
y a los locales.

Facebook
Wanderblog
Radfahrerblog
Anreise planen
Stadtplan
Service