Bienvenido al Patrimonio Mundial de la UNESCO:

Alto Valle del Rin Medio

El Alto Valle del Rin Medio pertenece, desde 2002, a uno de los tesoros culturales y naturales más significativos del mundo, gozando del mismo reconocimiento que las Pirámides de Gizeh en Egipto, el Gran Cañón en EE.UU. y el famoso Taj Mahal en la India. 
Es más que un reconocimiento, el que la UNESCO ha adjudicado a esta parte del Rin y sus características específicas. Los que viajan desde el Norte o desde el Sur pronto notan: aquí el Rin cambia su extensión. Las rocas son más irregulares, las pendientes más pronunciadas y como un portón de altura se abre el valle del Rin hacia ambas orillas para no perder de vista a todos quienes pasan por este camino. 
Todos debieron atravesar este ojal. Comerciantes y mercaderes, reyes, emperadores y dignatarios de la iglesia, romanos y francos, rusos, prusianos y franceses, realistas con mentalidad comercial, así como románticos del Rin encantados por el espíritu de su paisaje. En su longitud de 65 km, el angosto valle de entrada del río a través de las montañas de pizarra forma un paisaje cultural y natural único, que simplemente no se encuentra en Europa una segunda vez.

Rin en San Goar

La UNESCO consideró la gran diversidad y belleza del Valle Alto del Rin Medio, motivo suficiente para ampliar el Patrimonio Mundial existente desde 1972 con otro tesoro de la humanidad. La protección, la exaltación y la conservación de la riqueza natural y cultural se encuentran aquí en el punto central y conducen, no sólo a una mayor consideración internacional, sino también requieren una conciencia especial a nivel local.

Ya la ubicación estratégica del Rin proporcionó el mejor suelo para sembrar la influencia de muchos países. Los romanos trajeron su cultura y sobre todo su vino. La Edad Media constituyó el apogeo del valle del Rin, ya que, con sus numerosos castillos y palacios, entre las montañas y el valle, produce hasta la fecha, la impresión más fuerte entre los visitantes. Lugares importantes como Boppard, Bacharach, Oberwesel o Kaub se desarrollaron como verdaderas cajitas de tesoros, reflejando todos ellos la evolución de los siglos en todo su esplendor. El valle del Rin aparece como un viaje en el tiempo a lo largo de una emocionante historia, que sabe combinar de forma romántica las leyendas y los mitos con poesía y verdad. Aquí se hallan la roca y la tierra de la hermosa y mágica Loreley, pero también el hogar de una flora y fauna excepcionales, que necesitan para vivir el clima benigno y soleado del valle del Rin, los cálidos pastizales secos, así como la tierra húmeda de las bajas de los valles de los ríos.

Boppard dentro del Patrimonio de la Humanidad Valle Alto del Rin Medio de la UNESCO

La riqueza de bienes culturales y más de dos mil años de enfoque en la historia de un tramo del río son incomparables y forman la base para la condición de Patrimonio de la Humanidad Valle Alto del Rin Medio. El significado especial del Rin como ruta de transporte, base de empleo, y frontera en disputa en repetidas ocasiones, su paisaje, testigos de una historia alemana tensa, la tradición en la elaboración del vino y en lo que a buques se refiere, muestran las distintas facetas. Un patrimonio de la humanidad compromete, pero al mismo tiempo ofrece más de mil razones para explorar esta región más de cerca.

Facebook
Instagram
Anreise planen
Stadtplan
Service